Sillas para Cafeteria

Cuando entras en una cafetería, diriges inevitablemente tu mirada a muchos puntos en muy poco tiempo. La comida, los colores, los encargados del establecimiento, los usuarios ya presentes… y el mobiliario. Tanto si vas a tomarte un café fugaz para regresar al trabajo como si llegas con todo el tiempo del mundo para paladear distintos productos, es lógico que te preguntes si estarás cómodo en ese local. Como propietario o futuro propietario de un negocio de estas características, llega el momento de pensar en qué sillas convienen más a tu cafetería.

Como elegir las sillas para cafeteria correctamente

La importancia de las sillas y su comodidad

Podemos estar más o menos de acuerdo en que lo más importante para poner en marcha una cafetería es la calidad de los productos que se ofrecen. Desde luego, sin un menú especialmente delicioso y una atención al cliente cuidada y cercana el negocio difícilmente prosperará. A partir de ahí, el siguiente aspecto en orden de relevancia no es otro más que el mobiliario para cafeteria, en tanto es la parte de nuestro establecimiento con la que el usuario entra más estrechamente en contacto. Las sillas, por ejemplo, son las auténticas garantes de la comodidad de nuestros clientes. Una posición excesivamente recta o un respaldo demasiado rígido pueden hacernos perder enteros de cara a conseguir que los usuarios regresen.

La comodidad lo es, en cierto sentido, todo. Una cafetería es una puerta abierta a la interacción, debiendo propiciar un clima de conversación agradable que arranca, lógicamente, en las sillas o en los sillones pertinentes. También es un punto eventual de descanso, al que muchos clientes llegan para desconectar de sus rutinas y tener un momento de relax. Difícilmente podrán conseguirse tales objetivos con sillas que no inviten a permanecer mucho tiempo sobre ellas. No puede negarse que se trata de una estrategia de marketing en toda regla.

Cómo elegir correctamente las sillas para cafeteria

Comprendido el valor del mobiliario como activo comercial, llega el momento de tomar en consideración los diferentes criterios para la selección de las sillas para cafeteria.

En primer lugar, debemos ser fieles a la estética general del establecimiento y adecuar el diseño de las sillas en consecuencia. Todos los usuarios que nunca han entrado en una cafetería dirigen su primera mirada a la imagen que transmite el negocio, en la que el mobiliario juega un papel esencial. No hablamos solamente de colores o acabados sino del propio diseño de las sillas, moderno o clásico según el ambiente que se desee generar.

Segundo, llega la hora de examinar los materiales. ¿Nos interesa alguno en particular? Quizá una cafetería tradicional requiera de un mobiliario exclusivamente en madera, con tonos claros u oscuros en línea con la imagen general. Por el contrario, los negocios más modernos suelen optar por sillas en aluminio y materiales similares. Piensa bien en qué estilo quieres abrazar y, sobre todo, sé coherente con él.

Tercero, el tamaño y la forma son otros parámetros que no pueden dejarse de lado. Las sillas pequeñas y elevadas invitan a un café rápido y a seguir con las rutinas, lo cual es una opción de gran éxito en las ciudades. Los sillones más amplios y de baja altura, son los mejores para estancias más prolongadas.

Materiales de sillas para cafeteria

En línea con lo anterior, qué duda cabe de que los materiales de las sillas tienen una gran influencia en el éxito final de nuestra elección. Veamos las diferentes opciones. Los diseños más convencionales son en madera pero también aquí existe una amplia variedad por examinar. El roble y las maderas claras aportan un toque algo más cercano, casi familiar. Por el contrario, los acabados en marrón oscuro confieren una gran elegancia al espacio interior. Recuerda pensar también en cómo piensas elegir las mesas para que coincidan por completo.

Las propuestas en aluminio y diferentes metales ganan protagonismo en las cafeterías de nuevo cuño porque parecen más acordes con los ambientes de las ciudades. A nivel de prestaciones, no existen grandes diferencias, más allá del tacto o de las sensaciones que pueda transmitir a cada usuario. Estos materiales se prestan a un mayor grado de personalización, con un amplísimo abanico de posibilidades en cuanto al color o la forma. Por último, los modelos de plástico se imponen como los más económicos y la mejora experimentada en su calidad en los últimos tiempos los hace ganar protagonismo. Decoradas con acierto, son una opción barata y funcional.

Tipos de Sillas

La variedad en cuanto a la morfología del mobiliario de descanso es otra variable a considerar. Al margen del diseño, existen diferentes tipos de sillas, siendo aconsejable optar por uno u otro en función de las características del negocio. Se trata de un aspecto ligado, en cierto modo, a la formalidad de la cafetería. El taburete, por ejemplo, es la opción más dinámica y combinable. ¿Por qué? Básicamente porque se presta a una mayor movilidad por parte de los usuarios, que pueden situarlos donde consideren para acoger a un mayor grupo de personas. También pueden conseguirse diferentes tamaños (para mesa, para barra…).

Otro apartado muy importante es el de los sillones. Estos asientos son los más apropiados para crear un clima que invite a permanecer durante más tiempo en la cafetería, como ya hemos visto en otro punto. Lo mismo puede decirse de los sofás, más horizontales y con capacidad para acoger a más usuarios en el mismo emplazamiento. Una variable de lo anterior serían los bancos, algo más rígidos pero igualmente idóneos para crear este tipo de ambientes. Por último, no podemos olvidarnos de las sillas convencionales, tanto móviles como rígidas, como sucede en algunas franquicias de cafeterías. Esta solución aporta una imagen más profesional al local.

Silla de madera

Son uno de los tipos de sillas más frecuentes que podemos encontrarnos en una amplia variedad de cafeterías tanto europeas como repartidas por los otros continentes. Los establecimientos con salones amplios o incluso cafeterías de pequeño tamaño las utilizan porque encantan a sus clientes, son prácticas y 100% cómodas. Están elaboradas en madera y recubiertas de barniz para mejorar su resistencia al paso del tiempo, al igual que dotarlas de un mayor atractivo visual. Destacan por su elevada resistencia y la comodidad que ofrecen al público

Con unas dimensiones de 45 cm x 45 cm x 77 cm y un peso variable según el tipo de madera utilizada que oscila entre los 3 y 5 kg, resultan fantásticas para cafeterías clásicas u otras más modernas. Su marcado estilo, lo trabajado de su resistencia y sobre todo, la solidez que ofrecen, suponen un valor añadido al local en el que se utilizan.

Silla en acero

 

El acero es otro de los materiales más utilizados en mobiliario para cafeterías de todo el mundo. Aunque sus medidas son variables, generalmente oscilan entre los 47 x 47 x 75 cm y suelen contar con una doble capa de aluminio de 20 x 10 mm característica que las define. Además, están diseñadas especialmente para incrementar el confort de los clientes que las utilizan a diario, con el objetivo de proporcionarles una experiencia única y muy agradable.

Este tipo de sillas destacan principalmente por su comodidad, pero también por la variedad de colores por encontrarse disponibles en la práctica totalidad de tonalidades, desde colores claros como el blanco a otros más oscuros, como el gris o incluso negro. Por otro lado, su versatilidad permite que puedan utilizarse tanto en las terrazas de cafeterías, como también en otras zonas interiores, hace que sea una elección fabulosa.

Silla en fibra de vidrio y tecnopolimero clásica

 

Las sillas para cafetería tienen un gran interés tanto para los propietarios de los locales como sus clientes, suponiendo todo un dilema su correcta elección. En caso que no quieras arriesgar en exceso, las sillas clásicas serán una opción segura y actual para captar la atención de tu clientela, a la vez que se sienten cómodos en tu establecimiento. Además, seguirás siendo original, ahorrarás en espacio porque son apilables, cautivarás a tus visitantes con un diseño cuidado y destacarás sobre otras cafeterías por la comodidad que ofrecen estas sillas.

Conforme a sus medidas, generalmente suelen ser de 85 cm de altura y 47 x 47 cm de ancho, medidas que resultan ideales para los clientes y perfectas para prácticamente todos los rincones dentro de una cafetería de prestigio. Aunque puedes hallarlas en el mercado en diferentes colores, las más comunes son de colores blanco, negro y marrón, por ser algunos de los más extendidos a nivel mundial.

Silla en polipropileno

Las sillas para cafeterías han experimentado cambios en las últimas décadas y muchos propietarios de locales buscan un diseño moderno a la vez que minimalista por ejemplo, en colores blanco, negro y naranja, entre otras opciones posibles. Las diseñadas en polipropileno, con unas medidas que oscilan entre los 82 cm, 55 cm y 45 cm de altura, fondo y ancho respectivamente, dan respuesta a estas necesidades.

Destacan por su elegancia y son válidas tanto para cafeterías de interior como exteriores. Permiten que ahorres espacio porque pueden apilarse fácilmente reduciendo el espacio necesario para su almacenamiento, cuentan con una gran resistencia al estar inyectado a gas y son realmente sencillas de limpiar.

Silla en policarbonato

Si tienes previsto abrir una franquicia de cafetería próximamente o deseas renovar tu mobiliario, el policarbonato es un material extraordinario para la elección de tus sillas. Sus medidas de 87 cm, 45 cm y 52 cm, hacen que sea un tipo de silla ideal para una amplia mayoría de establecimientos.

El policarbonato aumenta su resistencia, proporciona un estilo diferente a sus sillas y resulta ideal tanto para locales interiores como otros exteriores con terraza. Tradicionalmente disponibles en colores negro, gris y blanco, son fáciles de apilar para guardarlas en cualquier almacén sin ocupar excesivo espacio.

Consejos para comprar sillas de cafetería

Y como en cualquier otra compra, los propietarios de una cafetería o quienes vayan a abrir una pueden seguir ciertas pautas para obtener las mejores condiciones al menor precio. Una opción que gana peso por momentos es la compra de sillas baratas segunda mano, especialmente para negocios que todavía no han abierto sus puertas. Es habitual que los franquiciados y demás emprendedores que se deciden a montar una cafetería por vez primera tengan muchos gastos que cubrir. Por ello, otra opción interesante es centrarse en los mercados ‘outlet’ o en las superficies que están realizando alguna liquidación de sillas. Lo más importante es no obsesionarse con un determinado modelo de silla sino estar abiertos a lo que pueda encontrarse. De lo contrario, se acaba pagando de más para obtener los mismos resultados.

  • mobiliario para cafes
  • mobiliario para cafeteria venta df

Te han quedado dudas o tienes algo que decirnos? déjanos tus comentarios aquí abajo!